GESTIONAR NUESTRA EMPRESA PARA MEJORAR IDEAS HERÉTICAS

En Lumency, gestionamos nuestra empresa basándonos en ciertas «ideas heréticas». Las denominamos «heréticas» porque muchas de dichas ideas no podrían cuajar en la mayoría de empresas. Puesto que gozamos de cierta autonomía y que somos una empresa privada, nos permitimos ser un poco herejes.

La Tribu es lo primero
A nuestro equipo lo llamamos la Tribu. Somos personas con talento y valores compartidos, unidas para lograr un propósito común. Hemos organizado nuestra estructura inspirándonos en la teoría tribal, lo cual se refleja en el tamaño y el papel de los grupos de trabajo y en el tamaño de las unidades de negocio.

Pese a que siempre ponemos a nuestros clientes por delante, la Tribu también tiene prioridad. Un equipo laboral saludable, creciente, comprometido, eficiente y con valores resulta mucho más provechoso para los clientes.

Si un equipo no es saludable, creciente y comprometido, no podrá ofrecer a sus clientes y comunidades un servicio sobresaliente.

Las ganancias son resultados, no objetivos
Si se toman decisiones comerciales motivadas por el lucro, entonces no haremos lo correcto para nuestros clientes, Tribu ni comunidades. Si hacemos una buena labor, brindamos un sólido valor a nuestros clientes y manejamos adecuadamente los gastos, entonces seremos una empresa lucrativa. Resultados, no objetivos.

La necesidad de crecimiento
El motivo principal para seguir creciendo en nuestra empresa es brindar oportunidades a nuestra gente y desempeñar un trabajo que atraiga al mejor talento, los mejores clientes y las mejores oportunidades.

Los miembros de nuestro grupo empresarial son todos profesionales del sector cuya fuente de inspiración no es ganar más dinero o tener una casa más grande. Al igual que todos nosotros, se inspiran pensando en oportunidades para hacer un excelente trabajo y aprender cosas nuevas.

Una contratación larga y un despido rápido
Somos una empresa con 22 años de trayectoria. Cuando llevábamos ocho años en el mercado aprendimos una valiosa lección, no por primera, sino por última vez: es mejor invertir tiempo, recursos y energía al principio del proceso de selección de personal que tener que lidiar con una mala contratación. En función del cargo que buscamos cubrir, el proceso de selección de Lumency tiene entre once y catorce etapas. Los cargos permanentes de mandos medios y altos deben ser ratificados primero por los clientes a través de una entrevista.

En las raras ocasiones en que hemos invitado a formar parte de la Tribu a alguien que termina desencajando o cuya productividad es reducida y después de haber intentado todo lo posible que encajara, los despedimos de forma rápida y respetuosa.

La cultura de trabajo es nuestro modus operandi
En Lumency, nuestra cultura de trabajo cuenta muchísimo. El modo en que nos comportamos, tratamos a las personas, comunicamos y desempeñamos nuestro trabajo es lo que define la cultura de trabajo de Lumency.

Los valores fundamentales son nuestra perspectiva principal
Nuestros valores fundamentales son: credibilidad, transparencia, kaizen y responsabilidad.

Este conjunto de valores es de carácter intrínseco a nuestra identidad. Los valores fundamentales nos brindan la perspectiva necesaria para cada decisión que tomamos. Los valores fundamentales de Lumency guían todos los aspectos de nuestra organización, desde la contratación y la gestión del rendimiento hasta la estrategia comercial.

Solo trabajamos con los mejores
Solamente trabajamos con clientes que lideran su sector, ya sea en términos de posición en el mercado, compromiso con la innovación, o ambos.

Los líderes actúan de manera distinta. Los líderes quieren enfrentarse a retos, por ende, nos quieren desafiar. A los líderes les resulta fácil iluminar los espacios donde reina la penumbra. A los líderes les encanta analizar, y tienen una idea clara de cuál es la mejor versión de ellos mismos, por lo que construyen el camino para alcanzar ese objetivo. Los líderes prestan muy poca atención a la competencia rezagada dentro de su misma categoría. Los líderes lideran.

Ser «glocales»
Operamos en 21 países distintos. Para alcanzar el éxito, adoptamos una perspectiva global teniendo paralelamente una comprensión y una pertinencia del ámbito local. Hemos desarrollado una gran habilidad para aclimatarnos a otras culturas. El contexto lo es todo para nosotros.

Siempre expertos
Tenemos la obsesión de querer sobresalir en relativamente pocas cosas. Somos expertos en el marketing experiencial y de patrocinio, así como en la producción de contenido. No creamos anuncios impresos, ni creamos páginas web, ni compramos espacio en los medios de comunicación tradicionales, ni nos encargamos del marketing de compradores. Tenemos la sensación de aportar un valor especial a nuestros clientes al permanecer especializados en nuestras actividades de patrocinio. De este modo, nos implantamos sólidamente en la relación marca-patrocinio dentro de la transacción de patrocinio.

No, a menos que sí
No, a menos que sí en lugar de sí, a menos que no.

Tenemos la convicción de que saber elegir es algo vital cuando se trata de los recursos, el tiempo y la energía. A una oportunidad hay que decirle «no», a menos que se tenga un motivo convincente para decir «sí». La vida es demasiado corta para hacerlo todo, lo cual es motivo suficiente para un «no» categórico.

by

GESTIONAR NUESTRA EMPRESA PARA MEJORAR IDEAS HERÉTICAS